000 SAP

EL PAÍS, 8/7/2003


Verán, la hija de una amiga mía es informática. Un día recibí por error un email suyo. Decía así: “¡Hola a todos! Desde el mes de enero hay instalado un sistema IDES 4.6C con Oracle y sobre Sun Solaris 5.8. El SAPSID del sistema es RO4 y el host sobre el que está montado es davival28 (10.1.22.74). Está incluido en el CUA que instaló el administrador. Los mandantes que encontraréis con SSO son: Mandantes 000 SAP AG 500 IDES-ALE: Central Sist. De todas formas, para los que tengan problemas al montar el SSO, pueden usar los usuarios estándares”. Por razones de espacio, he acortado un poco el texto. Tenía más SAPS y SUPS y otros monosílabos robótico-succionadores. El caso es que me quedé un poco chafada, porque a una, que vive de la palabra y por la palabra, y que confía, pese a todo, en la capacidad de comunicación de los humanos, le fastidia que le hablen supuestamente en castellano y no poder entender ni una maldita frase. Y este rollo informático no es el único lenguaje en español que me cuesta entender: tampoco se me dan nada bien los mensajes de los móviles, esas largas frases escritas de manera tan abreviada k t haces un lío.


Ahora bien, no creo que los jeroglíficos de los móviles y los chapurreos electrónicos sean algo necesariamente negativo. Un idioma es una criatura viva. Es como la piel de una sociedad, y se estira y encoge a medida que el cuerpo al que recubre cambia de forma. Por eso, intentar defender a ultranza la pureza de un lenguaje, intentar fijarlo a una forma concreta, es como matarlo. Las nuevas circunstancias crean respuestas expresivas nuevas; en la informática están impregnadas de anglicismos porque responden a la realidad del mundo y a la supremacía técnica anglosajona. Y sólo conseguiremos cambiar esta tendencia si nuestra sociedad adquiere mayor importancia cultural y tecnológica. En cuanto a la transcripción sincopada de los móviles, no es más que una ingeniosa herramienta. La hija de mi amiga lee mucho, escribe muy bien, y además domina -mejor para ella- esa otra jerigonza. Lo importante es construir una sociedad lo más culta y reflexiva posible. Y la riqueza del lenguaje vendrá de modo natural y por añadidura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...